Naya Rivera estaría viva si hubiera escuchado a su papá: NO LO HAGAS


Naya Rivera

Photo: Getty Images

El 8 de julio del 2020 la noticia de la muerte de la actriz de Glee, Naya Rivera, sacudió al mundo. La joven actriz se metió a nadar a un lago donde las corrientes son muy peligrosas. Su hijito fue encontrado solo navegando en esa embarcación esperando a que su mami volviera de nadar. Sin sospechar que nunca la iba a volver a ver.

A casi un año de su muerte, su padre dio una entrevista a la revista People.

George Rivera, papá de Naya, contó que unas horas antes de su muerte logró hablar con su hija y en la llamada se aseguró de pedirle que no fuera a bajar del bote por ningún motivo, pues se veía que el viento movía los árboles con fuerza, lo que no le generó confianza.

"No dejaba de decirle: '¡No salgas del bote! ¡No salgas del bote! Se alejará cuando estés en el agua'", recordó.

El señor asegura que apenas colgó con Naya sintió un escalofrío que recorrió todo su cuerpo y lo hizo temer lo peor, algo que confirmaría la misma tarde de ese 8 de julio, cuando se reportó a su hija como desaparecida.