Juan Rivera no pudo pisar Univision por textos "amenazantes"

Juan Rivera fue invitado al estudio de Despierta América en Univision para aclarar su posición sobre todo el escándalo en torno a la boda de su sobrina Chiquis Rivera, en donde él dio el teléfono de Raúl de Molina a los medios de comunicación, a manera de "venganza" luego de que el show El Gordo y la Flaca compartiera la foto de la invitación de la boda, en la que se veía hora, fecha y lugar del matrimonio de Chiquis y Lorenzo Mendez.

El anuncio fue a manera de exclusiva, el show estaba preparado para recibirlo, pero hubo un cambio de planes. Por una decisión ejecutiva decidieron no llevar a Juan Rivera al edificio de Univision en donde también se encuentra el estudio del show de Raúl de Molina, El Gordo y la Flaca.

Esto provocó que por primera vez, la productora ejecutiva de Despierta América fuera a entrevistarlo a hotel donde estaba hospedado en la ciudad de Miami.

 

"Consideramos que era una provocación inecesaria que fuera a los estudios de Univision", dijo Luz María para abrir la entrevista para luego agradecerle al cantante que aceptara la entrevista aunque fuera en el hotel.

Juan se notaba incómodo y varias veces le echó en cara a la productora que detrás de cámaras le había dicho una cosa y luego cambiaba su versión, hasta que en una se paró aparentando que se iba.

"¿Qué necesidad de decir "tengo la información de la hija de Raúl" había de meter a una menor de edad, como la hija de Raúl de Molina?", a lo que él respondió: "Le voy a hacer la misma pregunta ¿qué necesidad había de compartir la invitación de la boda de mi sobrina. El respeto al derecho ajeno es la paz... entonces ¿eso ya no aplica para mi sobrina, porque decidió ser cantante? ¿Se le deben a ustedes las 24 horas al día... hasta qué limite llega? Usted bien sabe, me da risa del medio, no sabe cuántas personas me han dicho "qué bueno que le hiciste eso al Gordo". Yo no estoy buscando la aprobación de nadie. Ni de Univision, ni Telemundo, ni Azteca ni a nadie", continuó molesto.

"Acaso allá, (señalando afuera) cuando estabamos allá, ¿usted me dijo que lo que hizo Raúl había estado mal?", ella respondió "no". "Ah, pues si no vamos a decir la verdad mejor me voy", dijo Juan levantándose de la silla. La productora hizo válido su punto y aclaró que ella había dicho otra cosa y que hubiera hecho lo mismo que hizo Raúl de Molina.

La entrevista continuó cuando él se volvió a sentar, y siguió defendiendo su punto de vista "no tengo temor, nada de qué esconderme... yo no amenacé a Raúl de Molina... él también es figura pública y el público tiene derecho a esta información".

Juan se defendió hasta el último momento sin dar su brazo a torcer.

¿Te intriga la vida de Chiquis y el circo mediático al rededor de la familia Rivera?

title

Content Goes Here